DOMINGO RAMOS - Escultor costarricense

Comentarios sobre Domingo Ramos

César Valverde. Pintor:

Con intención muy propia, abraza parientes lejanos como Henry Moore, Naum Gabo y Antoine Pevsner. Domingo Ramos es hoy día, en mi criterio, uno de los más importantes escultores de Costa Rica y sin temor a caer en el panegírico la exageración podría aseverar que bien puede serlo también de América Latina.

Giorgio Mancini. Crítico de Arte Italiano:

Domingo Ramos, es a mi juicio, uno de esos escultores que desea hacer sentir, en una única voz, la expresividad pura y fascinante de las formas y el mito de la vida.

Estamos lejos de las reproducciones de las obras “estilo griego”, pero hay en los mármoles de Domingo Ramos una continuidad ideal con aquellas, fruto evidente de un atento y continuo estudio, traducido en lenguaje moderno y muy personal.

Las figuras esculpidas por Domingo Ramos no pierden jamás su humanidad interior y un poético silencio meditativo que demuestra haber entendido que no existe arte sin misterio, como no existe arte sin poesía. Es un proceso de sublimación. Podría ser definido “El poeta del Mármol”, Domingo Ramos, capaz de adivinar y poner en evidencia las posibles metamorfosis de esta piedra noble, preferida por los grandes maestros de todos los tiempos.

Herbert Zamora. Escultor:

Domingo Ramos viene desarrollando sus formas con su propia poesía lírica tradicional.

Su escultura se inserta dentro de una corriente internacional que parte de la lucha con la materia, para adquirir una forma concreta.

Si bien, en algunas de sus obras ha existido un acercamiento a una figuración sintetizada, su búsqueda se ha dirigido a una abstracción lírica que se organiza como un poema, hasta adquirir un carácter místico liberador y de búsqueda hacia el infinito.

En sus obras más recientes la herramienta lacera el material, quedando en evidencia y provocando fuertes contrastes de luz y sombra, de superficies pulidas y fuertes texturas. Sus líneas curvas son sustituidas por líneas rectas, distribuidas en diferentes direcciones que evidencian un orden para concretar el ritmo de la obra, logrando una gran energía plástica que se proyecta al espacio absoluto.

Luis Paulino Delgado. Pintor y Grabador:

Siempre he creído que Domingo Ramos es un extraordinario escultor y uno de los más brillantes exponentes de la plástica costarricense. Sus mármoles, piedras o maderas son de una gran calidad y pureza, que reflejan lo más hondo de su alma.

Su trabajo arduo y sintético, es la máxima expresión del dominio sobre la forma, la técnica y el material, que nos permite llamarlo con propiedad Escultor.

Ramos, joven maestro con su obra aporta a la realidad artística de Costa Rica, documentos plásticos nacionales con raíces de universalidad.