El gavilán criollo (19-10-07)

Aunque águila se decía
y caracol llamó al pueblo,
ni la plata lo salvó
de ser gavilán pollero;
la realeza y el respeto no se compran con dinero.

Dicen que llegó al gobierno
y trabajó para un premio,
un Nóbel que era del pueblo,
o quizá de otros gobiernos;
la realeza y el respeto no se compran con dinero.

Cuentan que con un fiscal
destrozó la oposición:
al par de ángeles caídos
a la cárcel los mandó;
la realeza y el respeto no se compran con dinero.

Que desvirtuó la democracia
para el segundo gobierno,
que puso y quitó en Sala “Que-harta”
para gloria de su ego;
la realeza y el respeto no se compran con dinero.

Que vino a vender la Patria,
prepotente y altanero,
otra metida de patas
de Pacheco y el marinero;
la realeza y el respeto no se compran con dinero.

El pueblo se levantó
para impedir tal afrenta,
colmó el Paseo Colón
de voces y de banderas;
no se compran con dinero el respeto y la realeza.

La Asamblea “Legis” -la tibia-
en contubernio se alió;
el pueblo se quedó a medias
y a las armas no acudió...
No se compran con dinero el respeto y la realeza.

El mentado Tribunal
al mando de S-Obrado,
al igual que hizo la prensa
se dejó torcer el brazo;
no se compran con dinero el respeto y la realeza.

Contra los muchos millones,
engaños, miedo y miseria,
se alzaron los corazones
diciendo NO al poca pena;
no se compran con dinero el respeto y la realeza.

Manipuló el referéndum
siguiendo el nefasto “memo”,
contra todos los poderes
¿qué opciones tendría el pueblo?
El respeto y la realeza no se compran con dinero.

Todo pasa en esta vida
y pasará este gobierno,
venenoso, cual medusa:
sin corazón ni cerebro;
el respeto y la realeza no se compran con dinero.

Se creía águila imperial
y era gavilán pollero,
se escuda siempre en terceros
como el perfecto cuatrero;
el respeto y la realeza no se compran con dinero.

No lo ha de salvar la plata
de que lo repudie el pueblo.
¿Para qué hablarán de paz
quienes no la conocieron?
No se compran con dinero, la realeza y el respeto...

p.35-37