Los abejones (18-11-07)

Maravillosa es la vida
que le permite al gusano,
transformarse en abejón
y levantarse volando...

Se levantan por la noche
allá por el mes de mayo;
algunos son engullidos
por el sapo del pantano.

Otros chocan en los faros
de la luz encandilados,
otros encuentran estiércol
y van su mundo rodando...

Se aparean y en algún hueco,
se renuevan en gusanos,
hasta que llegue otro mayo
y los saque del letargo.

¡Cuánto político nace
cual abejón cada mayo,
para volar en su orgullo,
llamado cuatro por cuatro!

Algunos son asamblea
con vidrios polarizados,
otros llegan a las cortes
o a tribunales castrados.

¡Qué maravilla es la vida
que da alas al gusano,
al político mafioso
y al zopilote sin asco!

Y si son tan diferentes
¿por qué se asemejan tanto?

p.93-94